Encuentro con Flavia Onís, una autora viajera

 

Nos hace mucha ilusión presentaros a Flavia Onís y su obra, la Trilogía de las 5 de la tarde. Nuestros pasos se cruzaron hace muchos años en la Alianza francesa de Madrid, como profesoras. La magia de Granada nos ha puesto de nuevo en contacto y me ha hecho descubrir a la autora de una obra apasionante, que nos lleva tras los pasos de protagonistas misteriosos y algo inquietantes por parajes tan fascinantes como Andalucía, Colombia o Marruecos

 

¿Desde cuándo escribes, Flavia?

Durante algunos años colaboré con periódicos y revistas argentinas e italianas. Además traduzco del francés y del italiano, que es otra forma de escribir. Hace diez años me planteé seriamente escribir una novela. El resultado no me gustó. Un año más tarde la reescribí con bastante esfuerzo porque el trabajo no me dejaba mucho tiempo libre. Hace cinco años, ya instalada en Granada, reincidí y terminé la Trilogía de las 5 de la tarde.

 

 

 

 

¿Puedes contarnos cómo trabajas como escritora, tu forma de proceder, tu ritmo de trabajo?

Me exijo una página diaria como mínimo. Una vez acabadas mis obligaciones, me pongo a escribir, me concedo un rato sin teléfonos ni interrupciones de ningún tipo.

 

 

¿Cómo te planteaste tu trilogía?¿Cómo te ocurrió la idea de unas monjas delincuentes en Granada?

En un primer momento pensé en escribir una saga, pero no sabía cuántos volúmenes iba a tener. Me gustan mucho las novelas largas, las series, la sensación de reencontrarme con los mismos personajes.

 

A medida que ibas escribiendo ¿modificaste algo de tu estilo?

Muchísimo. La primera novela sufrió una “poda” importante: repeticiones, redundancias… La ayuda de Félix Blanco, escritor y poeta, fue muy importante: alguien que te lee desde fuera y señala lo que uno no ve. La segunda la emprendí con la sensación de haber aprendido mucho acerca de mi propio estilo, pero fue en la tercera donde me sentí más segura de mi capacidad de narrar.

 

¿Podrías decir que tu larga experiencia como profesora de idiomas te sirve para escribir novelas? 

No, diría que todo lo contrario. La poda a la que me refería antes está muy relacionada con vicios de profesor. El querer explicarlo todo más de una vez no ayuda a contar una historia.

 

En caso de plantearse la traducción de tus libros al francés quizás o al italiano, ¿te encargarías tu misma de las traducciones?

¡Ni se me ocurre! Saber y hasta enseñar una lengua extranjera no te convierte en traductor. Respeto mucho la profesión como para lanzarme a semejante aventura. Pero me encantaría que alguien tradujera la trilogía.

 

Podéis contactar con Flavia en fb y en Twitter: @flavia_onis

A ver si los booktrailers siguientes os dan todavía más ganas de elucidar los secretos de las monjas de Granada…

https://www.youtube.com/watch?v=b93jAcbuABs

https://www.youtube.com/watch?v=U89IiT9AYm8

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *